La importancia de la gratitud y el reconocimiento a nivel laboral

     ¿En qué medida un agradecimiento o una expresión de gratitud, de afecto o de valoración significa un cambio de impacto a nivel empresarial? Si bien las frases de agradecimiento a un amigo o a un familiar son expresiones corrientes, a otro nivel, esos mismos gestos –por ejemplo, a quienes nos han brindado su apoyo en carácter de colaboradores- no siempre son moneda corriente.

     A nivel laboral, las tensiones y exigencias diarias no siempre dejan espacio a palabras de agradecimiento a compañeros de trabajo o ¿por qué no? a palabras de agradecimiento para un jefe

     No obstante, ello, existen muchos estudios que han abordado el asunto y han dejado largamente demostrado cuán importante es la gratitud en el entorno de la cultura organizacional, no sólo vinculada a esporádicas ocasiones sociales, como Navidad, aniversarios o despedidas: la gratitud periódicamente bien expresada, es necesaria desde la base de la cultura de una organización, compañía o institución.

     ¿Cuáles son esos efectos o impactos beneficiosos?

     Al construir o crear una cultura organizacional basada en la valoración, gratitud y generosidad se observan un conjunto de fenómenos que, cuantificados en números, francamente revelan que se aumenta el flujo de negocio y hacen que una empresa sea más sólida y duradera.

     ¿Cuáles son?

     – Mejora general del estado de ánimo del personal. Demostrar gratitud, promover y reconocer actos de generosidad es bueno para toda la comunidad empresarial: hace al equipo de trabajo más cumplido, más comprometido con la consecuencia de ser más creativos, inspirados y resistentes a las adversidades, requisitos indispensables para enfrentar y resolver cada dificultad.

     – Facilita el trabajo colaborativo y alimenta la curiosidad hacia los demás, lo que facilita un fluido intercambio de información minimizando la posibilidad de conflictos internos y promoviendo la resolución rápida de problemas.

     – Mejora la reputación de la organización, pues refleja un propósito que va más allá de solamente ganar dinero, dado que se construye un mejor clima capaz de revelar una organización segura y confiable.

     – Consolida la lealtad de los empleados, punto que no sólo impacta en el personal, sino también el estado de ánimo de la asistencia al cliente. Es obvio señalar que, -como consecuencia- un cliente que percibe un ambiente cálido en una empresa, seguramente esté más afín a volver y fidelizarse.

     ¿De qué forma se puede manifestar ese reconocimiento dentro de una empresa?

     Sin duda, los gestos de valoración y gratitud deben ir más allá de sólo frases de agradecimiento por colaboración (aunque éstas en la cotidiana, nunca están de más…): las manifestaciones deberían ser objetos físicos y perdurar en el tiempo.

     En esa línea, integrar a las placas de reconocimiento como parte de una tradición o una rutina periódica de expresión de gratitud es una opción que tiene muchas ventajas, entre ellas el hecho de que es muy simbólico poner en manos de alguien un reconocimiento tangible y que éste puede formar parte de un ambiente familiar y laboral.

     Un agradecimiento a la vista de todos… y que la persona homenajeada podrá colocar en un sitio especial de su hogar o de su entorno de trabajo ¿algo tiene más fuerza emocional y puede marcar más presencia que una placa? Definitivamente no.

     En suma, a no dudarlo. Una placa de reconocimiento es mucho más que un adorno: es un objeto sobrio, elegante y capaz de contener frases o pensamientos especiales, nada menos, junto al nombre de la persona distinguida con tal homenaje. Sin duda, una de las mejores opciones a la hora de planificar demostraciones de gratitud, cuya importancia hemos fundamentado en profundidad anteriormente.